top of page

MUELLES PROPIEDAD HIJO GOBERNADOR NO TIENEN PERMISO CUERPO DE INGENIEROS

Nota Editorial

BONITA RADIO


El pasado viernes, amaneció en la red del diario El Nuevo Día una historia firmada por la periodista, Gloria Ruiz Kuilan, en un seguimiento puntual a la historia originada por la denuncia de Carlos Díaz, candidato del PPD al Senado, desde el domingo ocho de abril sobre cuestionamientos en las construcciones en dos propiedades del hijo del Gobernador en Punta Jacinto, Guanica que inciden en el Reglamento 4860 que rige los aprovechamientos en bienes de dominio público zona marítimo terrestre.


Bonita Radio produjo desde el martes 10 de abril documentos que dan cuenta de que Anthony Pierluisi Rojo, hijo mayor del Gobernador, intentó obtener del Departamento de Recursos Naturales un permiso de la agencia experta para remodelar la propiedad que tiene aprovechamientos en el bien de dominio público zona marítimo terrestre. La agencia archivó la petición en el 2023 luego de que ni el ingeniero Jan Ballester Maclay ni la corporación Silver Beach propiedad de Pierluisi Rojo, mostraron la evidencia de deslindes y los detalles de cómo y con qué materiales se remodelarían muelles y un paseo tablado.


No sabemos las razones, pero en horas de la tarde del viernes, la historia titulada: Hijo de Pierluisi se defiende ante falta de permisos en Guanica: “Los muelles están fuera de la propiedad”, fue retirada del alcance de la audiencia digital con suscripción al diario.


Cientos de internautas, así como colegas periodistas, se comunicaron con este medio para tratar de dar con la historia, ante el hecho de que la reseñamos con su debida adjudicación al diario y a su periodista. El sábado, el arquitecto y planificador, Pedro Cardona Roig, denunció la desaparición de la historia y se cuestionó si se debió a censura, persecución, represión o fascismo?


Bonita Radio la reproduce luego de que, un asunto técnico como usuarios de las historias por suscripción del portal de “endi”, nos obligara a hacer un “copy and paste” y guardáramos el texto integro de la historia. ¡Porque el pueblo tiene derecho a saber! #PonloEnLaNevera


Por Gloria Ruiz Kuilan

El Nuevo Día


Anthony Pierluisi Rojo –hijo mayor del gobernador Pedro Pierluisi– defendió que los muelles de las propiedades de alquiler a corto plazo que posee, en la bahía de Guánica, son “estructura pública” y están “fuera” de sus bienes, al tiempo que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos (USACE, en inglés) reveló que no cuentan con los permisos requeridos por esa dependencia para velar el cumplimiento de dos leyes federales.


Mediante declaraciones escritas enviadas el jueves a El Nuevo Día a través del abogado Leonardo Aldridge, Pierluisi Rojo indicó que los dos muelles en controversia son “adyacentes a Mary Lee’s by the Sea”, nombre que el empresario utiliza en la plataforma Airbnb para promover sus propiedades.


Añadió que los muelles “no le pertenecen ni son administrados por Silver Beach, LLC”, empresa que, según el registro de corporaciones del Departamento de Estado, pertenece a Pierluisi Rojo.


“El muelle está fuera de la propiedad y es una estructura pública que ha existido desde la década de 1970. Al ser una propiedad en bien de dominio público, es el DRNA (Departamento de Recursos Naturales y Ambientales) el custodio del mismo. El muelle lo utilizan inquilinos de la propiedad, como también pescadores de la zona y kayakeros del área, entre otros”, leen las declaraciones de Pierluisi Rojo, quien no estuvo disponible para entrevista.


En Airbnb, el empresario alquila sus propiedades con “acceso a muelles”, kayaks y tablas de “paddle”, y describe que están “a 10 minutos” de distancia de la isla de Gilligan.

Por tercer día consecutivo, la secretaria del DRNA, Anaís Rodríguez, no contestó una petición de entrevista ni se expresó por escrito. En tanto, Pierluisi optó el jueves por repetir que su hijo no construyó los muelles y, por lo tanto, no tiene responsabilidad sobre las estructuras.


En entrevista con este medio, el jefe de la División de Permisos del Programa Regulatorio del USACE en Jacksonville, José Alicea Pou, confirmó que los muelles de las propiedades carecen de los permisos en virtud de la Ley federal de Agua Limpia (“Clean Water Act”) y la Ley federal de Ríos y Muelles (“Rivers and Harbors Act”).


Se revisó el récord, y no encontramos en los sistemas que tenemos digitalizados que hubiera un permiso, ahora mismo, accesible en años recientes”, dijo Alicea Pou. “Se necesita un permiso. Si no, no está autorizado por el USACE para que esa estructura (muelle en cada propiedad hacia la bahía) esté ahí impidiendo, probablemente, la navegabilidad”, agregó.


De acuerdo con Alicea Pou –quien también es científico ambiental y profesor universitario de biología marina–, los muelles deben contar con un permiso de mantenimiento y otro llamado “Nationwide Permit” para mostrar cumplimiento con ambos estatutos. Deben tener, además, una “concesión” del DRNA, como agencia encargada de proteger los bienes públicos y recursos naturales de la isla. Al momento, el DRNA no ha confirmado si existe o no dicha concesión.


“Ellos (DRNA), obviamente, tienen jurisdicción sobre la zona marítimo terrestre y los terrenos debajo del agua, y ellos también pueden solicitar la remoción de la estructura, de los pilotes y, en ocasiones, colaboramos como agencia estatal y federal”, dijo.


Alicea Pou explicó que los permisos, tanto del USACE como del DRNA, son necesarios, independientemente de si Pierluisi Rojo construyó, remodeló o no los muelles o si adquirió las propiedades con dichas estructuras.


“(Los permisos) son necesarios para proteger la navegabilidad de los cuerpos de agua, porque la idea es evitar la construcción excesiva y descontrolada de obstáculos a la navegación bajo el ‘Rivers and Harbors Act’ y bajo el ‘Clean Water Act’. Colaboramos con la EPA (Agencia federal de Protección Ambiental) para efectos de contaminación y calidad de agua”, destacó.

La persona tiene una estructura en el agua, y toda estructura en el agua necesita un permiso del Cuerpo de Ingenieros. Todo ese tipo de estructura, que se convierte en un obstáculo a la navegación, en efecto, necesita un permiso del Cuerpo de Ingenieros. Al no tenerlos, estaría en incumplimiento, como cientos de otras alrededor de toda la isla, que es lo lamentable”, enfatizó el funcionario federal.

No instalaron ni construyeron”


Confrontado con las advertencias del USACE, el gobernador insistió –como en pasados días– en que su hijo no tiene responsabilidad sobre los muelles, ya que no los construyó.

Reitero que mi hijo y su empresa no instalaron ni construyeron esos muelles. Esos muelles se instalaron y construyeron hace décadas atrás, probablemente, para la década de 1970. Es imposible, para mí, opinar de por qué, en aquel entonces, no se obtuvo esos permisos que mencionas. Nuevamente, reitero que mi hijo y su empresa no son propietarios de esos muelles”, dijo Pierluisi, en un aparte con El Nuevo Día, tras un evento oficial.


En tanto, Alicea Pou fue categórico al señalar que, si como ha dicho el gobernador, Pierluisi Rojo compró las propiedades en 2021, al momento de la transacción, debió velar por que el dueño anterior le entregase los permisos.

“Hay un ejercicio que tiene que hacerse en la agencia para llevar a esa persona a cumplimiento con las disposiciones de las regulaciones. Las personas que se acercan al Cuerpo de Ingenieros y solicitan ese permiso, el equipo de trabajo de ‘Enforcement and Compliance’, en Jacksonville, determina cuál es el mecanismo por el cual lo va a llevar a cumplimiento”, explicó.


Qué procede?

Según Alicea Pou, toda persona que tenga muelles en su propiedad y no cuente con los permisos del USACE se expone a un “proceso administrativo, que conlleva notificaciones de violaciones a disposiciones en la reglamentación federal, multas, la remoción de trabajo o de restauración y/o, en ciertos casos, al aceptar una solicitud de permiso posterior al hecho, iniciar acciones legales o recomendar la remoción a la EPA”


“La intención del USACE no es penalizar a nadie. La intención original es llevarlos a cumplimiento”, dijo.


Enfatizó que, cuando Pierluisi Rojo adquirió las propiedades, debió solicitar los permisos y, si se le entregaron, debió “solicitar una transferencia de permiso para extender ese derecho que tuvo esa otra persona al momento de construir (los muelles)”.


Señaló que, para iniciar el proceso administrativo, el USACE “prefiere” recibir un referido del municipio donde se ubiquen las propiedades en controversia, un ciudadano o el DRNA, en vez de actuar por iniciativa propia, porque “el Estado no quiere proyectar que está actuando de manera arbitraria, caprichosa y subjetiva... porque me dio la gana de ir allá”.

Obviamente, esto es un caso de muchos, y sería bueno que la gente se oriente y se eduque, porque hay muchas estructuras de muelles residenciales que no tienen permiso, y nosotros estamos conscientes y queremos, junto a las agencias estatales, empezar a atender… a hacer esto. Lo primero es ir al Cuerpo de Ingenieros”, recalcó Alicea Pou.

Múltiples” referidos al DRNA


De otra parte, Miguel Canals, exoficial de manejo del Bosque Seco de Guánica –declarado como Reserva Internacional de la Biósfera–, recordó que, mientras ocupó esa posición, hizo “múltiples referidos” al DRNA, sin acción de la agencia, por la ausencia de permisos del USACE para los muelles y porque se permitía su uso para llegar a la isla de Gilligan

En los archivos del DRNA, hay un archivo –bien grande– de cómo se alquilaban esas propiedades, desde hace tiempo, con esos muelles. Tienen que tener todos los documentos. Se usaban como punto de embarque y desembarque, como parte de la propiedad. (En los archivos) están mis evaluaciones y mis preocupaciones. Mis luchas.


El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales permite ese uso, sin permisos del Cuerpo de Ingenieros”, dijo Canals.

Lo que están haciendo es claudicando sobre ese muelle para no buscarse líos”, aseveró.






889 views0 comments

Comments


bottom of page